• ENVÍO GRATIS DESDE 30€
  • Síguenos en         
Carro 0 0

Tienes 0 productos en el carro

No hay productos

Total 0,00€
Ver carro

Resumen de tu pedido

Cantidad
Total

Tienes 0 productos en el carro. Hay 1 elemento en tu carro.

Total productos
Total envío  ¡Envío gratuito!
Total
Seguir comprando Finalizar

Con el fin de ofrecer un mejor servicio utilizamos cookies propias y de terceros que no usamos para recabar información de carácter personal. Es recomendable aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

Paso 2 (base acuosa)

Seguir una rutina de doble limpieza en tu día a día te ayudará a mantener una piel sana (y bonita) y a prevenir la formación de puntos negros, granitos y el envejecimiento prematuro de la piel… Como lees, son todo beneficios.
¿Por qué un sistema de doble limpieza? Para eliminar y “despegar” realmente el maquillaje, la polución, la protección solar o el exceso de sebo, lo que mejor funciona son productos ricos en lípidos, es decir, con una base grasa (primer paso de la doble limpieza). Lo que ocurre es que estos productos, pueden dejar también residuos oleosos a pesar de que los retiremos correctamente con una muselina específica, por eso seguir el paso de limpieza número dos: agua y jabón (no vale un jabón cualquiera, hay que ser cuidadosa y específica con tu tipo de piel).
¿Para quién es? Para todo el mundo, tanto si te maquillas como si no. Vivimos rodeados de una nube de polución y estamos sometidos a altas radiaciones solares, por lo que el uso de protección solar es imprescindible.
¿Tienes la piel grasa y no sabes si este sistema es adecuado para ti?  El aceite es el mejor limpiador para eliminar el exceso de sebo, por tanto es ideal para pieles grasas
¿Cuando hay que realizar la doble limpieza? Por la noches, todas, no hay excusa.

Un momento...