Perfecting Illumination, o la base-tratamiento del futuro.

Esta semana dos personas distintas han probado a fondo un mismo producto: la base de maquillaje Perfecting Illumination de Le Pure.
Por un lado nuestra querida Vanesa Álvarez nos ha ofrecido una visión más técnica del producto, como buena maquilladora profesional que es.
Pero también queríamos conocer la opinión de una consumidora o usuaria, que aunque también es una experimentada blogger de belleza, nos consta que Halley Recasens es una gran amante del maquillaje.
Descubre lo que Vanesa y Halley piensan sobre esta maravillosa base de maquillaje.

 

PERFECTING ILLUMINATION, O LA BASE-TRATAMIENTO DEL FUTURO (Vanesa Álvarez, maquilladora profesional).

Declaro que he encontrado la base hidratante apta para todo el mundo, especialmente para un mundo que se ahoga en un mar de cobertura, siliconas e ingredientes que saturan en aspecto y fórmula.
Lo mejor de Perfect Illumination es que, además de ser un fondo con una baja cobertura que cumple perfectamente su función de igualar el tono de la piel, la mantiene hidratada y nutrida como el mejor de los tratamientos, y es así porque además trata las líneas de expresión y apariencia de los poros dilatados.
Aporta una luz elegante y sutil que hace que el rostro resplandezca por sí mismo, permite usar otros productos sobre ella adaptándose perfectamente y es de larga duración.

La forma de aplicación favorita para mí, es con los dedos, debido a su fórmula especial, cargada de agentes tratantes y protectores la hace curiosa en los primeros usos y aplicarla mientras la calientas con los dedos es la mejor manera que he encontrado de que quede acoplada a la piel. Se absorbe rápido y resulta muy cómoda de llevar, en ningún momento durante el testeo, he sentido la piel cargada o con necesidad de desmaquillarme al llevarla.

Es perfecta para ti si quieres maquillarte a diario pero prefieres prescindir de fórmulas con grasas modificadas, siliconas y otros ingredientes que, con el uso continuado y excesivo, maltratan tu piel y pueden llevarla a un envejecimiento prematuro.
Apta para pieles jóvenes y maduras, con líneas de expresión, arrugas, acné, rosácea, textura irregular o falta de tono.

Usarla con frecuencia y combinada con la famosa crema hidratante de la misma firma “Way to Radiance” cambiará tu piel elevándola a un nivel mejorado y más sano.
El único inconveniente que puedo encontrarle es que sólo existe en dos tonos, y no se adapta a las pieles más morenas o negras.
No es para ti si prefieres una cobertura media o total con acabado mate o ultra mate.

Un plus interesante es su increíble olor casi adictivo si eres amante de los aromas naturales y cero artificiales.
La firma además, asegura que es capaz de actuar como protector solar biológico gracias a sus activos de plantas regeneradoras.
Su fórmula es sencilla pero alquímica, y tan natural que, si quisieras, podrías ingerirla.
Si tu ritual de maquillaje ideal es con productos en crema, que aporten luz y ese brillo satinado con aspecto saludable a tu piel, es la base que te conquistará absolutamente.

 

MARAVILLOSA NO, ES MUCHO MÁS QUE ESO: ES IMPRESCINDIBLE (Halley Recasens, blogger de belleza).

Así de entrada, soy una chica que no lleva demasiado bien eso de usar base de maquillaje a diario.
No lo necesito. Y no es porque yo me sienta perfecta o posea un exceso de confianza en mi misma, es solo que no pasa nada si reconozco que tengo pocas imperfecciones que cubrir, y que no me gusta la idea de sentir que llevo una máscara.
Es obvio que si se trata de asistir a un evento especial, quizá sí me maqueo un poco más y me curro una piel perfecta, a pesar de que en muchas ocasiones, la gran mayoría de bases pienso que tapan demasiado y en mi caso, me hacen parecer una señora mayor. Cosa que a mis 30 años, no me hace excesiva gracia.
Por eso, tenía ciertas reservas a la hora de poner a prueba Perfect Illumination de Le Pure.

Lo cierto es que si me animé a probarla, fue básicamente porque producto que pruebo de la marca, producto del que me enamoro perdidamente.
Y así ha sido. Una vez más, Le Pure me ha conquistado, y ha conseguido que su base de maquillaje me haga derribar mis prejuicios hacia las bases de maquillaje líquidas.

Para empezar, no es una base de maquillaje convencional.
Principalmente, porque su formulación se encuentra libre de químicos y grasas que obstruyen el poro y consecuentemente, genere comedones e impida que la piel se oxigene como es debido.
Es tan increíble y natural, que hasta se puede comer. Aún no la he usado para tal fin, pero ojo, que todo se andará…
Otro de sus beneficios, es que dota a la piel de protección solar biológica y física, así que si a veces te puede la pereza -como a mi, es mi mejor amiga-, no es necesaria la aplicación de filtros solares antes de usar este producto.

Su cobertura es media-baja. Tal vez por eso me gusta tanto. No se siente pesada, es altamente hidratante y algo que me sorprendió de ella es el halo de luz que confiere a la piel. 
Es ideal para conseguir ese look glow que a todas nos pirra en verano.
Si se desea una cobertura más alta, basta con aplicar alguna capa más, es muy modulable, aunque yo me declaro fan del “lo justo y necesario”, por si no os habíais percatado.
Esconde todo aquello que no nos apetece que se vea (ojeras, rojeces…) pero eh, sin agobios.

Es una base apta para todos los públicos. Ya sean de cutis graso, seco o muy seco, acnéico… Equilibra y también previene el envejecimiento prematuro de la piel.
No se cuartea, es un auténtico placer para los sentidos usarla. Enseguida se aprecia su alto efecto hidratante. Noto la piel mega-elástica y revitalizada, y su aroma… es delicioso.
Se encuentra disponible en dos tonos, 01 Light, para aquellas pieles más blanquitas, y 02 Medium, para pieles más subidas de tono. Se ajusta como una segunda piel, siempre.
Sus ingredientes (entre los que se encuentran el romero, el ginkgo biloba, el espliego…), han sido seleccionados cuidadosamente y dotados de certificado orgánico, lo que la hace apta para veganos y por supuestísimo se encuentra libre de sufrimiento animal. 

50 maravillosos ml envasados en cristal violeta para asegurar la eficiencia y conservación de un producto que vale su peso en oro. Su formato es muy cómodo. Dosificador tipo pump, para poder controlar en todo momento las cantidades a utilizar, y conseguir que dure, y dure, y dure…
Debéis probarla. Va a cambiar vuestra forma de ver las bases de maquillaje, estoy más que convencida.
Aquí la tenéis: Perfecting Illumination de Le Pure

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *