Una rutina minimalista que sí funciona.

Por tentador que sea pasar de tu piel sensible, no tires la toalla. Cuando de calmar la piel se trata, te recomendamos que te decantes por una rutina minimalista y adecuada para pieles sensibles. Y si tu preocupación no es la piel sensible sigue leyendo, ya que esta sencilla rutina de 5 pasos es adecuada para todos los tipo piel.

Empieza el día salpicándote la piel con agua fría, y luego aplicándote 1-2 pulsaciones de la crema de día calmante de Manzanilla y Rosa Mosqueta.

Al final del día, elimina cualquier resto de suciedad y maquillaje con 2-3 pulsaciones del aceite limpiador de rosa mosqueta Light Work que retirarás con la ayuda de tus manos y agua (Primer paso de la limpieza).

A continuación aplica 2-3 pulsaciones del limpiador suave de Camellia & Rose y retira con la muselina mojada y aclarada (Segundo paso de la limpieza).

Luego, aplica una pequeña cantidad del contorno de ojos Echium & Argan.

En noches alternas, aplica con un buen masaje unas 3 gotas del aceite Rosehip BioRegenerate.

Cinco sencillos pasos que encontrarán juntos en un nuevo pack llamado Sensitive Skin Toolkit. Un tratamiento intensivo de unos 20 días para devolver a la vida hasta las pieles más sensibles.

Ten un poco de paciencia y en pocos días empezarás a ver los cambios: una piel más limpia, homogénea y sin rastro de irritación. 

Una cosa más, recuerda que la cosmética es una pieza más del puzzle; vigila de cerca el descanso, los niveles de estrés y tu alimentación. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.