• ¿Dudas?
  •   977316217 / 678011917
  • ¡ENVÍO GRATIS DESDE 30€ DE COMPRA!
  • Síguenos en   Facebook  y   Instagram
Carro 0 0

Tienes 0 productos en el carro

No hay productos

Total 0,00€
Ver carro

Resumen de tu pedido

Cantidad
Total

Tienes 0 productos en el carro. Hay 1 elemento en tu carro.

Total productos
Total envío  ¡Envío gratuito!
Total
Seguir comprando Finalizar

Con el fin de ofrecer un mejor servicio utilizamos cookies propias y de terceros que no usamos para recabar información de carácter personal. Al seguir navegando consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestra política de cookies.

close

Cosmética natural, orgánica, eco y bio ¿Cual es la diferencia?

La industria de la cosmética natural u orgánica es todavía pequeña y relativamente nueva, pero está en alza. Cada vez nos preocupa más lo que ponemos en nuestra piel, y el rastro de contaminación que vamos dejando a nuestro paso. Y crece la conciencia y el interés por llevar una vida más natural y y en armonía con nuestro entorno. Por esto, vemos las palabras -eco, bio y orgánico- por todas partes. Pero, ¿cuál es la diferencia?

¿Qué es cosmética orgánica, bio o eco?

Las tres palabras significan prácticamente lo mismo, pero su uso depende del país en el que te encuentres. Por ejemplo, en Estados Unidos, Australia o Reino Unido se usa organic; en Francia o Alemania, bio, y en España, eco.

La cosmética ecológica no tiene pesticidas, insecticidas sintéticos, fungicidas ni ingredientes modificados genéticamente. Además, la cosmética orgánica, eco o bio es respetuosa con el entorno durante todo su proceso de elaboración, desde el campo hasta nuestras manos. No puede contener derivados del petróleo o ingredientes de origen animal, pero pueden utilizarse productos procedentes del animal vivo, como la leche o la miel. También se tiene en cuenta el carácter biodegradable o reciclable de los embalajes.

Tres palabras -eco, bio y orgánico- para definir un cosmético que se caracteriza por contener unas proporciones mínimas de ingredientes procedentes de origen natural y de agricultura ecológica. Estas cantidades varían ligeramente dependiendo de la entidad certificadora. En el envase del producto se especifican los porcentajes de ingredientes de origen natural y procedentes de agricultura ecológica.

¿Cómo la reconocemos?

¡Fácil! Existen entidades que se encargan de verificar que todo el proceso cumpla con los requisitos mencionados. Las principales agencias de certificación a nivel Europeo son Ecocert, Cosmebio, BDIH, Soil Association o ICEA.

Todas estas entidades unidas han creado COSMOS (COSMetic Organic Standard) una norma privada a escala europea, con el objetivo de definir unos requisitos mínimos comunes, armonizar unas normas de certificación de cosméticos ecológicos y naturales.

Estos son los sellos que verás en las cajas de los cosméticos:

                  Icea.jpg                  

¿Y qué pasa con la cosmética natural?

Básicamente es aquella que contiene ingredientes naturales de origen vegetal, pero en proporciones muy diversas. La encontrarás natural certificada, natural no certificada y también encontrarás la “cosmética intrusa”. Conozcámoslas más de cerca:

  • Cosmética natural certificada: como la cosmética orgánica, bio o eco, cumple con una serie de estrictas normas respecto a sus ingredientes, producción, packaging, etc. pero sus proporciones de ingredientes naturales y ecológicos son inferiores a la cosmética ecológica certificada, aunque cumplan unos mínimos. Como en el caso de la cosmética ecológica, la distinguirás por el sello que encontrarás en los envases y cajas de cada producto.
  • Cosmética natural con ingredientes orgánicos no certificados, se puede dar el caso de que una marca de cosméticos tenga una muy buena composición e incluso parte de sus ingredientes sean de origen ecológico, pero no esté certificada por una entidad certificadora (quizá por el coste que conlleva la certificación).
  • Cosmética “intrusa:” utiliza la palabra “natural” como reclamo publicitario y suele encontrarse en grandes superficies, droguerías y perfumerías. Es una cosmética que lleva una pequeñísima parte de origen natural y lo peor de todo es que mayormente incluye ingredientes artificiales o sintéticos como derivados del petróleo, tensioactivos agresivos, conservantes irritantes, perfumes sintéticos… así que es muy importante que leamos la etiqueta de cada producto para averiguar qué contiene realmente.

 

¿Y ahora qué?

La elección depende de ti, cada uno elige el tipo de cosmética que quiere por diferentes razones. ¿Por cuál te decantas?

Ten en cuenta que ecológico es garantía de seguridad, no de calidad. Es importante que las materias primas sean de la mejor calidad posible, pero la fórmula mágica de cada pócima tiene un papel importantísimo para lograr unos resultados óptimos en la piel.

Nosotros nos encargamos de acercarte lo mejor en cada caso, ya sea natural certificado (o no) o ecológico, para que puedas acertar con seguridad.

Nuestras marcas orgánicas certificadas: Pai Skincare, Grown Alchemist, Le Pure, Mádara, Henné Organics, Freshly Cosmetics, ILIA, COOLA suncare.

Nuestras marcas naturales con ingredientes orgánicos no certificados: Evolve Skincare, Mamita Botanical, Magic Organic Aphotecary, RMS Beauty, Naïf, Minois, Macho Beard Company.


Un momento...