• ENVÍO GRATIS DESDE 30€
  • Síguenos en         
0

Tienes 0 productos en el carro

No hay productos

Total 0,00€
Ver carro

Resumen de tu pedido

Cantidad
Total

Tienes 0 productos en el carro. Hay 1 elemento en tu carro.

Total productos
Total envío  ¡Envío gratuito!
Total
Seguir comprando Finalizar

Con el fin de ofrecer un mejor servicio utilizamos cookies propias y de terceros que no usamos para recabar información de carácter personal. Es recomendable aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

NOSOTROS Y NUESTRO CONCEPTO.

La Crème es la pasión y el sueño de Elena, y que Gerard hizo posible gracias a su olfato y talento especial. Y así, en el año 2015, se materializó La Crème con el propósito de ofrecer una visión diferente al mundo de la cosmética.

Nuestro camino parte de la base de que todo producto cosmético debería ser honesto, de origen vegetal, orgánico y libre de crueldad animal. Este es otro de los sueños que en La Crème, ya es una realidad.

Nuestras marcas nos inspiran, identifican y representan, y es por eso que para nosotros es muy importante seleccionarlas cuidadosamente. Buscamos, probamos y escogemos sólo aquellas marcas y productos que son de origen vegetal -veganos o vegetarianos- y, además, cuidan todos su procesos, incluyendo producción, envases y distribución de los productos.

Tratamos de encontrar las fórmulas más puras con el mayor tanto por ciento de ingredientes activos y las menos modificaciones posibles, ya que son éstas formulas las que realmente actúan de acuerdo con las funciones naturales de la piel y en consecuencia, funcionan.

La verdad es que no todos los ingredientes naturales son adecuados para todas las pieles, ni todos los ingredientes sintéticos son dañinos. No creemos, ni hacemos apología del “toxic-free”, como tampoco no nos oirás hablar mal de la cosmética de gran consumo. Sencillamente, no creemos en el marketing del momento, creemos en la naturaleza.

Nunca nos cansaremos de reivindicar una belleza sin prisas y con hábitos de vida saludables. Una belleza honesta y real, acorde con el paso del tiempo. No quepa duda de que se puede ser bella a los 20 y a los 50.


Un momento...